JUM MATH Actualidad

17 Oct 2019

Colegio Amanecer: “Sin emoción no hay aprendizaje”

Entrevistamos a Rafael Pérez, docente de matemáticas y tecnología de segundo de primaria del Colegio Amanecer, para conocer su experiencia como docente y enseñando matemáticas con JUMP Math.

El Colegio Amanecer es un centro innovador que nace en Alcorcón (Madrid) a finales de los años ochenta con la vocación de dar a sus alumnos una educación integral y totalmente inclusiva. Actualmente cuenta con 1.100 alumnos, desde educación infantil hasta bachillerato.

Su equipo docente, involucrado en proyectos TIC, de robótica y de matemáticas, cree firmemente en llevar a cabo proyectos que sean lo más transversales posible y en los que participe toda la comunidad del centro. Así es como han implantado JUMP Math. Rafael afirma que el equipo docente escogió este modelo de enseñanza-aprendizaje por ser el que más se acerca a su visión de la enseñanza y por otorgar el protagonismo a los estudiantes: dando tiempo, asegurando procesos y facilitando que pierdan el miedo a las matemáticas.

Empezaron aplicando el programa en todos los cursos de primero a sexto de primaria. Al año siguiente, lo extendieron a educación infantil y primero de secundaria. El primer año fue esencial el cambio de mentalidad del equipo, su formación y la coordinación para trabajar en una misma línea.

De los encuentros de formación y los materiales para docentes que ofrece JUMP Math, Rafael destaca: “sin duda me quedo con la pizarra digital para poder proyectar en el aula y la temporalización del contenido”.

“La principal barrera de aprendizaje en matemáticas es que los estudiantes creen que algunos nacen con talento matemático y otros no, y esto reduce su autoestima, genera desmotivación y limita su esfuerzo en el aula. Otra barrera fundamental es la compresión de los conceptos, ya que se tienden a mecanizar sin llegar a entender. Para lograr una buena base matemática es imprescindible facilitar esa comprensión”, afirma Rafael.

Todo ha cambiado en el aula

Una vez implantado, JUMP Math supuso un cambio total en el aula de matemáticas. “El proceso didáctico ha cambiado completamente”, asegura Rafael. “Las clases ahora son más prácticas, más participativas, más colaborativas. Existen menos dudas y menos errores porque ya se han trabajado durante el proceso de aprendizaje. Los estudiantes se enfrentan a la práctica matemática con un mayor conocimiento y solvencia. Ahora favorecemos más la comprensión, la participación de los alumnos. Los profesores somos guías del camino de aprendizaje, pero la voz importante es la de los alumnos”.

Colegio_Amanecer_6_2019

Feedback constante del proceso de aprendizaje

Como referente de innovación en el aula, el centro ha encontrado una forma de enseñar matemáticas diferente, en la que se involucran todos los estudiantes de forma activa. “Profesores y alumnos están en continuo feedback y esto nos permite hacer una lectura constante de cómo cada estudiante está construyendo el concepto, apoyándolo en su aprendizaje y respetando el ritmo en cada momento. Somos totalmente conscientes de cuándo tenemos que parar, volver atrás o avanzar”, dice Rafael con convicción.

Matemáticos en cualquier situación de la vida cotidiana

Miles de anécdotas y momentos únicos se dan en el aula de matemáticas del Colegio Amanecer. Cada día les sorprende cómo los estudiantes ahora utilizan las ideas, los conceptos, y el vocabulario matemático. “En cualquier situación de la vida real ven que pueden aplicar lo aprendido. Pero el cambio más grande ha sido el gusto enorme que ahora sienten por las matemáticas. Ya no les supone un miedo atroz, sino una clase de retos, motivadora, atractiva y divertida”.

Muchas gracias a Rafael y a todo el equipo docente del Colegio Amanecer por su implicación, así como por compartir su experiencia.

Sin duda, hay docentes cuyos alumnos recordarán toda la vida.

Tú puedes ser esa figura que recordarán toda la vida Colegio Amanecer