JUM MATH Actualidad

12 Feb 2020

CEIP Lajares: “Ahora los docentes disfrutamos enseñando matemáticas”.

La directora de este centro de las Islas Canarias, Loida González, ha sido reconocida los últimos tres años, como una de las mejores docentes de España en el marco de los Premios EDUCA. Entrevistamos a la coordinadora de implantación de JUMP Math y docente de matemáticas de 3º y 4º de primaria.

El CEIP Lajares es una escuela rural situada en el norte de la isla de Fuerteventura. Cuenta con 237 alumnos desde infantil hasta sexto de primaria, el 95 % de los cuales son extranjeros.

Como referente en el trabajo por competencias y en atención a la diversidad de sus estudiantes, las claves del centro son el trabajo en equipo del claustro docente y su apuesta por la innovación.

“Se trata de que todos llevemos una misma línea de trabajo y aceptemos la filosofía del colegio. En general, los docentes nos acostumbramos a la rutina y los métodos nuevos dan miedo. Pero es necesario ayudar a todos los estudiantes y sacar el máximo partido de cada uno de ellos. Creo firmemente que cada niño es diferente y por tanto también lo es su forma de aprender”, nos explica Loida.

A la hora de enseñar matemáticas, uno de sus principales retos es que, a menudo, el centro debe cubrir clases de matemáticas con docentes que no son especialistas en esta asignatura. En este sentido, opina que es primordial tener un programa  que ayude a los docentes y a los estudiantes a disfrutar de la asignatura para dejar de tenerle miedo.

Apostaron por un cambio y concienciaron al profesorado de la formación que debían hacer para llevarlo a cabo. A partir de aquí, coordinación y planificación fueron dos palabras fundamentales tanto a nivel del claustro como de personal docente, asegura la directora del CEIP.

“Ahora, después de dos años con JUMP Math, los docentes disfrutamos enseñando matemáticas. Las clases se convierten en juegos de retos y es algo que a los estudiantes les apasiona. Trabajamos mucho de forma cooperativa y el clima de la clase ha mejorado muchísimo. Antes las matemáticas eran como más mecánicas,  ahora nos detenemos en cada sesión analizando los pasos que hay que dar con un concepto determinado. Incluso los estudiantes con dificultades vuelven a engancharse a la clase, y superan esas lagunas de aprendizaje. Vemos mejoras en la resolución de problemas, y los aprobados en la asignatura han aumentado en un 70 %”.

Además, una de las satisfacciones más importantes es que los estudiantes que ya están en el instituto vuelven a la escuela para decir que JUMP Math les ha ayudado a entender mejor las matemáticas en su primer año de enseñanza secundaria.

Loida asegura que han llegado a la base del entendimiento de muchas operaciones gracias al trabajo manipulativo y al material de la pizarra digital que permiten clases dinámicas y representaciones muy atractivas para los estudiantes. De los recursos que ofrece el programa, sin duda se queda con los momentos de formación que imparte el equipo de JUMP Math. “Los profesores tenemos mucha carga lectiva y tener este tipo de acciones a nuestra disposición hace que el claustro se llene de energía y quiera mejorar”.

Sobre los próximos retos a nivel de centro, nos cuenta que le encantaría poder tener aulas más grandes donde trabajar de forma cooperativa y hacer grandes asambleas para explicar bien todos los conceptos matemáticos. “Queremos que los docentes pierdan el miedo a innovar y que entre centros comencemos a ayudarnos más”. Una de las herramientas que ya han puesto en marcha es la creación de un grupo de WhatsApp para los docentes de JUMP Math en las Islas Canarias. “Así podemos compartir ideas, dudas, etc…”.

Muchas gracias Loida por compartir los detalles de tu experiencia con JUMP Math. 

Tú puedes ser esa figura que recordarán toda la vida