+34 937 426 416
info@jumpmath.es

JUM MATH Actualidad

7 Dic 2016

Resultados PISA: 3 años perdidos y ya van 12

Por Miquel de Paladella, el experto de innovación social de COTEC, profesor de innovación en la UB y en el Instituto de Innovación de ESADE y CEO de JUMP Math España.

  • España prácticamente no ha mejorado su nivel de matemáticas desde el informe PISA 2003.
  • 2 de cada 9 alumnos en España no alcanzan el nivel mínimo para participar plenamente en una sociedad moderna.
  • Solo 7 de cada 100 puede aspirar a una carrera científico-técnica, que son las que mayor empleo ofrecen.

Este cuadro resume la evolución del nivel en matemáticas de los alumnos españoles mirando el porcentaje de los que no llegan a los niveles mínimos, y los que pueden aspirar a una carrera científico-técnica:

ESPAÑA (Matemáticas) No supera el nivel 2 Niveles superiores (5 y 6)
2003 23,0% 7,9%
2006 24,7% 7,2%
2009 23,7% 8%
2012 23,6% 8%
2015 22,2% 7,2%

Este dato indica que el sistema educativo español no está progresando en conseguir el objetivo de que todos los estudiantes adquieran las competencias matemáticas básicas para participar en una economía moderna centrada en el conocimiento. El 22% no alcanza un nivel básico, y solo el 7% alcanza un nivel suficiente para aspirar a las carreras STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas por sus siglas en inglés) que son las con mayor demanda del mercado laboral.

Revertir este problema

Hay varios elementos que permiten a los países mejorar de forma rápida y eficaz:

  1. Los países que mejores resultados tienen en PISA dedican entre 4 y 5 horas de matemáticas a la semana, y no entre 3 y 4 como en España. No estamos hablando de 7 o 10 horas, que son innecesarias. Pero sí asegurar un mínimo de 4 a la semana.
  2. Implantar innovaciones pedagógicas probadas con éxito, experimentadas con rigor científico y basadas en la ciencia cognitiva, y promoverlas en la escuela pública. No se puede seguir con los mismos programas de siempre. Ya sabemos los resultados que ofrecen. Ni se trata tampoco de implantar cualquier programa de matemáticas poco riguroso.
  3. Desarrollar sistemas de evaluación y feedback constante, que permita identificar lagunas en el aprendizaje.
  4. Pautar el aprendizaje para plantear un elemento de complejidad a la vez. Eliminar los escalones demasiado altos, y permitir la comprensión de cada paso, favoreciendo la participación.
  5. Enseñar los conceptos matemáticos a través del descubrimiento guiado y la manipulación, evitando caer en los procesos mecánicos de resolución matemática.

En este contexto los centros públicos del país deberían aprovechar innovaciones como JUMP Math, programa contrastado científicamente y recientemente distinguido con el premio WISE, y que en España ya aplican un millar de docentes a 11.000 alumnos. Un reciente estudio realizado por el CRECIM concluye que los estudiantes que aprenden matemáticas a través de este programa, mejoran su nota en 2 puntos.