JUM MATH Actualidad

23 Ene 2018

Evaluar es mucho más que poner una nota

La evaluación debería no solo centrarse en lo que saben los alumnos, sino en cómo mejorar y ajustar el proceso de aprendizaje de cada uno de ellos. Ello implica establecer un buen proceso de evaluación que además de ser sumativa sea formativa, es decir que dé recursos a aquellos alumnos que tienen más dificultades y que se centre en aumentar su autoestima. En definitiva, que les ayude a desarrollar una buena autorregulación de su proceso de aprendizaje para ser personas autónomas y con criterio para seguir aprendiendo toda la vida.

JUMP Math contempla el proceso de evaluación desde tres puntos de vista que dan lugar a tres niveles.

1º nivel. El descubrimiento guiado

El primer nivel de evaluación corresponde a la participación que observamos en el propio descubrimiento guiado, resolviendo los ejercicios propuestos o interviniendo de forma oral. En este nivel identificamos si los alumnos están teniendo dificultades con un concepto nuevo, quiénes requieren ejercicios extras y quiénes no.

2º nivel. Ejercicios de práctica y evaluación

Los libros JUMP Math de cada curso presentan ejercicios que permiten evaluar si los alumnos han asimilado los conceptos o si necesitan más refuerzo. Incluyen ejercicios de ampliación para graduar los diferentes niveles de aprendizaje del grupo clase y establecer equipos de trabajo más equilibrados. En este nivel también es muy útil el trabajo de autocorrección por ejemplo por parejas, que está comprobado que ayuda a reforzar la autoestima de los alumnos con más dificultades.

3º nivel. Pruebas y exámenes

Este nivel de evaluación permite una observación individual del proceso de aprendizaje. JUMP Math combina pruebas cortas, de entre 10 y 15 minutos, con exámenes por unidad que duran aproximadamente una hora. Una buena corrección, marcando los errores sin corregirlos directamente, puede generar clases en las que el objetivo sea que los alumnos detecten y corrijan los principales errores cometidos, reforzando una evaluación formativa.

Trabajar con JUMP Math implica utilizar estrategias a medida que van apareciendo, por ello es importante adecuar la evaluación a este aspecto, dando una coherencia a todo el proceso de aprendizaje. La evaluación que contempla JUMP Math permite una visión mucho más completa y real de la evolución de los alumnos de este proceso a lo largo de todo un curso escolar y que va más allá de la nota individual.

Para cada uno de estos niveles JUMP Math ofrece una serie de recursos que facilitan la tarea docente: aspectos prácticos para la observación del trabajo de los alumnos, pizarras digitales para preparar y desarrollar las clases, los libros de práctica y evaluación, pruebas y exámenes de muestra con soluciones y rúbricas que se pueden completar con propuestas personales.

Recursos para docentes y alumnos